La excavación del Cerro de El Pajarillo


por Manuel Molinos Molinos, comisario de la exposición

 

 

 

Podium de acceso y de la torre central, durante las excavaciones

Podium de acceso y de la torre central, durante las excavaciones

 

 

Igual toma que la anterior,al finalizar las excavaciones

Igual toma que la anterior,al finalizar las excavaciones

 

 

La excavación del Cerro de El Pajarillo en Huelma (Jaén) constituye un verdadero hito histórico. Por primera vez la investigación arqueológica ha tenido la posibilidad de intervenir deforma sistemática en el contexto de un santuario heroico del siglo IV a. C., además gracias a las imágenes representadas en sus esculturas ha sido posible leer la estructura de un mito a través de ese discurso no escrito que constituye el documento arqueológico. El Cerro de El Pajarillo es también por ello el punto de partida que permitirá la interpretación de otros conjuntos arqueológicos no contextualizados. 

Desde un punto de vista histórico el Cerro de El Pajarillo caracteriza la forma con la que la aristocracia ibérica comenzó, en el siglo IV a. de C. a construir sus nuevas estructuras políticas, es decir territorios en los que la población dependiente de un único príncipe, por primera vez vivía en distintos oppida y se reconocían como integrantes de una misma comunidad política. En torno a centros como el Cerro de El Pajarillo se configuraron desde estas fechas las étnias políticas ibéricas que Roma conoció afines del siglo III a. C. 

Desde un punto de vista metodológico el proyecto de investigación se llevó a acabo por un equipo interuniversitario formado por las Universidades de Jaén, Complutense de Madrid y Castilla-La Mancha y contó en todo momento con los especialistas que el propio desarrollo de la investigación consideró necesario.

 

»»»Indice»»»        Antecedentes: La historia del Pajarillo          Correo de la  ASOCIACIÓN de AMIGOS de los ÍBEROS: Francisca Hornos